Ver demo

Traductor de Google
SEO

El Traductor de Google puede afectar a tu posicionamiento de SEO

Cuando traduces tu sitio web a otro idioma, las herramientas gratuitas de traducción automática online, como el Traductor de Google, parecen una opción atractiva. Son fáciles de usar, rápidas y están siempre disponibles. A pesar de estas ventajas, las herramientas gratuitas de traducción quizás no sean la mejor opción, sobre todo si valoras el tráfico de tu sitio web. A Google no le gustan.

El problema de la traducción gratuita online

Las herramientas gratuitas de traducción automática online, como el Traductor de Google o el traductor de Bing, permiten traducir tu sitio web a una gran variedad de idiomas. Incluso cubren algunos idiomas y dialectos menos habituales. Sin embargo, las traducciones procedentes de herramientas gratuitas online no suelen ser correctas.

Cuando traduces una web con una herramienta gratuita de traducción automática, obtienes una traducción literal, palabra por palabra, sin las expresiones locales idiomáticas y de uso común. Lo más probable es que el resultado no tenga sentido para la audiencia de los diferentes mercados a los que quieres llegar. Asimismo, es posible que las herramientas gratuitas de traducción automática no reconozcan los nombres propios o los errores ortográficos, lo que da como resultado un contenido aún más confuso. Si a tus lectores y posibles clientes les cuesta leer tu contenido, también les resultará difícil confiar en él, por lo que te arriesgas a que se vayan con la música a otra parte. 

¿Qué pasa si utilizas la traducción automática gratuita?

Google clasifica el «texto traducido por una herramienta automatizada sin revisión humana» como contenido generado automáticamente. Si el administrador de tu sitio web utiliza el Traductor de Google para generar un texto en bruto del idioma de destino y, a continuación, publica el contenido en tus páginas web sin que nadie lo revise ni edite, la estrategia SEO de tu sitio web se verá afectada.

La seguridad de la traducción automática online gratuita también es problemática. Cuando utilizas el Traductor de Google o Microsoft Translator de Bing, estás compartiendo tu contenido con estos motores de búsqueda. Al compartir tus datos, aceptas que los derechos de propiedad del contenido ya no sean exclusivamente tuyos (comprueba las condiciones de Servicio de Google, si quieres hacerte una idea). Cada palabra, frase y página cargada se almacena en la memoria de traducción que utiliza Microsoft Translator de Bing o el Traductor de Google, de modo que está disponible para todo el mundo, incluso tu competencia.

Si quieres dirigirte a usuarios que hablan diferentes idiomas, siempre obtendrás mejores resultados si utilizas una agencia de contenido de confianza que utiliza expertos nativos. No solo conseguirás un texto mejor traducido y que suena mucho más natural, sino que tu texto estará mejor optimizado para SEO. Al final, si tus visitantes traducen el contenido con la «traducción instantánea» que proporcionan Google o Bing, tu contenido no se estará indexando en ningún motor de búsqueda. Por lo tanto, estarás perdiendo oportunidades de posicionamiento orgánico en otros idiomas o países.

Busca la experiencia

A estas alturas ya deberíamos tener claro que la traducción de sitios web no consiste solo en traducir palabra por palabra. La traducción de sitios web debe tener en cuenta el posicionamiento SEO para atraer a diferentes mercados con diferentes culturas, hábitos y comportamientos.

Descarga nuestra «checklist» gratuita de SEO internacional para mejorar tu posicionamiento en motores de búsqueda en todo el mundo.

Para obtener un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda, será necesario que localices correctamente las palabras clave en el texto traducido. Con las herramientas gratuitas, esta localización de palabras clave es casi imposible. Los robots no tienen en cuenta los aspectos culturales del contenido, tales como las preferencias de uso de sinónimos según el área geográfica. Así que si confías tu estrategia de palabras clave al Traductor de Google, prepárate para el fracaso.

¿Cuándo puede ayudar la traducción automática online gratuita?

El uso del Traductor de Google puede resultar cómodo en un día en el que vas muy liado. A veces necesitas saber rápidamente de qué va un texto escrito en otro idioma, o tal vez te falta la palabra adecuada para un email que estás redactando. Sin embargo, como ya hemos mencionado, el Traductor de Google no ofrece confidencialidad: Google guarda todo lo que se traduce con su Traductor, de modo que siempre existe el riesgo de que acabe en las manos equivocadas.

Además, el Traductor de Google no ofrece ningún control de calidad ni traducciones adaptadas a una jerga, un sector o un mercado específicos. Nunca puedes saber con seguridad si la traducción que recibes es correcta o totalmente errónea.

Busca un aliado de soluciones de contenido

Lo ideal es diseñar tu estrategia internacional online con la ayuda de un experto en localización de contenido. De esta manera, conseguirás un sitio web completamente amigable en cuanto a SEO y, a la vez, protegerás la confidencialidad y originalidad de tu marca. A largo plazo, te valdrá mucho la pena tener un buen contenido original optimizado en diferentes idiomas, ya que te dará resultados medibles de SEO. Esto mejorará tu tráfico orgánico, incrementará tus posibilidades de conseguir nuevos clientes y aumentará tu visibilidad online.

Mantente al día con las últimas novedades de LanguageWire

Newsletter

Recibe las últimas novedades de LanguageWire.

Suscríbete a nuestra newsletter de marketing: te mantendremos informado sobre los últimos eventos de LanguageWire, las novedades de la empresa y el desarrollo del sector.

No te preocupes, no te enviaremos mensajes no deseados, tan solo recibirás un email aproximadamente cada dos semanas. Además, puedes darte de baja cuando quieras.